Solicitar la supresión de los datos personales, no es tarea sencilla

Uno de los derechos que tienen los titulares de la información personal, es solicitar la supresión de su dato, cuando en el tratamiento no se respeten los principios, derechos y garantias  constitucionales y legales. Sin embargo, no es tan fácil acudir a esta facultad.

En el artículo 9 del Decreto 1377 de 2013 establece que los titulares podrán en todo momento solicitar al responsable o encargado la supresión de sus datos personales y/o revocar la autorización otorgada para el tratamiento de los mismos, mediante la presentación de un reclamo. Así mismo, el artículo establece que la solicitud de la supresión de la información y de la revocatoria de la autorización no procederán cuando el titular tenga un deber legal o contractual de permanecer en la base de datos.

En este caso, se vuelve complejo. Recordemos que el artículo 19 del Código de Comercio, establece entre las obligaciones del comerciante, conservar, con arreglo a la ley, la correspondencia y demás documentos relacionados con sus negocios o actividades; o en el caso, que sean empleados quienes soliciten la supresión de la información, las disposiciones laborales tambien establecen condiciones para su convervación.

En la Resolución 11530 de 2014, la Delegatura de Protección de Datos Personales, archivo una actuación, en los siguientes terminos:

Una ciudadana le solicitó a la SIC que ordenara la supresión de sus datos personales que estaban en posesión de TELMEX S.A en virtud de un servicio que adquirió con esa empresa,y que en la actualidad no se encontraba vigente. En su momento TELMEX le informó que los datos no eran públicos, que estaban sujetos a confidencialidad, y que retiraria la informacion de las bases de datos para fines comerciales y publicitarios, pero no de su base de datos de clientes. Debido a lo anterior,  la persona considera que  TELMEX  le esta violando su derecho al habeas data, al no querer eliminar la información, motivo por el cual acude a la superintendencia.

La Superintendencia toma la decisión de archivar esta actuación, toda vez, que la ley obliga a los proveedores de servicios de telecomunicaciones guardar la información por un término de cinco años. Así las cosas, el artículo 4 del Decreto 1704 de 2012, establece:

Artículo 4º.Información de los suscriptores. Los proveedores de redes y servicios de telecomunicaciones, una vez cumplidos los requisitos legales a que haya lugar, deberán suministrar a la Fiscalía General de la Nación o demás autoridades competentes, a través del grupo de Policía Judicial designado para la investigación del caso, los datos del suscriptor, tales como identidad, dirección de facturación y tipo de conexión. Esta información debe entregarse en forma inmediata.

Los proveedores de redes y servicios de telecomunicaciones deberán mantener actualizada la información de sus suscriptores y conservarla por el término de cinco años. 

En ese sentido, retomando el artículo 9 del Decreto 1377 de 2013, no procede la supresión de la información del titular.

No obstante, la Corte Constitucional en la sentencia de constitucionalidad de la ley 1581 de 2012,  (como lo enuncia la SIC) ha manifestado que: “el individuo también es libre de decidir cuales informaciones desea que continúen y cuáles deben ser excluidas de una fuente de ifnormacion, sumpre y cuando no existan un mnadato legal que le imponga tal deber, cuando exista alguna obligación contractual entre la persona y el controlador de datos, que haga necesaria la permanencia del dato”

 

Autor: Heidy Balanta

Abogada. Especialista en Derecho Informático y Nuevas Tecnologías

Compartir este post en