Grooveshark, y ¿los derechos de autor?

Ya sabemos lo que sucedio con Grooveshark. Ahora, algunas reflexiones, preguntas, dudas relacionadas con el tema:

 

1. Este tipo de casos, es una lección para los emprendedores y en general, las startup que emergen en el mercado, del no respeto por los derechos de autor puede acarrear este tipo de consecuencias. De hecho, conozco muchos casos, de emprendedores que utilizaron fotografias en sus proyectos, videos, páginas web, sin la respectiva autorización, que desenbocan en demandas e indemnización por daños y perjuicios lo que conllevan a cerrar sus negocios

2. Ganadores: Discograficas, compositores, artístas. Sin embargo, se repite el mismo discurso que no han querido entender esta industria, el modelo de negocio no es por ese lado, deben recurrir a otras estrategias que han tenido eco en los consumidores, precios bajos, publicidad, etc.Sin embargo, no importa si el servicio de streaming de musica online sea legal o ilegal, tambien se esta industria ha tenido reparos a spotify por su modelo de negocio.

3. Perdedores: Escape Media (propietarios de Grooveshark) y usuarios: Los usuarios son los más perjudicados que en este tipo de decisiones. Diferentes estudios todos estos años han demostrado que es poco o nada lo que afecta a los artístas e industrias discograficas

4. ¿Que pasa con los derechos de autor de Grooveshark, como marca, plataforma virtual, página web, patentes, derechos de autor? Respuesta: En el acuerdo que firmaron con las discograficas demandantes acordaron ceder toda su propiedad intelectual.

5. ¿Que sucede con los datos de los 3o millones de usuarios que tenian? Respuesta. No hay información. Lo cierto, es que claramente las bases de datos no las pueden ceder.

En sintesis, Grooveshark dice adios por tres factores: -Infracción del copyright, -Por inducir a usuarios a infringir el copyright -Contribución permanente a la violación del copyright.

 

Este tipo de casos, dejan más preguntas que certezas.

Autor: Heidy Balanta

Abogada. Especialista en Derecho Informático y Nuevas Tecnologías

Compartir este post en